miércoles, 30 de marzo de 2016

Tengo miedo

"El retener tus problemas hace que te enfermes más "

Supongo que es cierto. Pero, ¿qué pasa cuándo no sabes cuál es el problema?
Tienes todo a tu alrededor. Tienes familia que te ama. Pero no es suficiente.
Proyectas ser una persona con una vida ideal que siempre tiene todo balanceado y ordenado. Proyectas ser feliz hablando y riéndote con personas que te dicen amiga cuando te ven un par de horas al día pero ni siquiera saben dónde vives.
Esa es la verdad aparente. ¿ cuál es nuestra verdad entumecida?
Tener retractores vitalicios es algo con lo que todos lidiamos pero no muchos notamos. Pensamos que los enemigos son aquellos que nos retienen y que su accionar escapa de nuestras manos. Sin embargo, no tomamos en cuenta si es que somos nosotros mismos nuestros propios retractores.
Eso es por un lado.
Por otro, el fingir ser feliz y el tener todo balanceado son vitales para huir de la compadecencia. ¿O es que acaso alguien te ha preguntado si es que te sientes bien? ¿No? Claro, eso es cierto. Ven tu mundo tan perfecto que no imaginan si es real.
Existen situaciones que para ti no tienen explicación y a veces tratas de hallarla pero no puedes.
Son demasiadas ideas sueltas pero veamos cómo estás actúan tan solo en un día normal.
05:00am Suena la alarma pero tú ya estás despierta. Esperas que pasen 15 minutos para ir a bañarte pero el ruido de tu cabeza hace que este tiempo sea interminable, así que prendes la tv para agobiarte con las noticias, a las que prestas atención porque qué mejor que otro punto de enfoque.
05:30am Ducha, te cambias y te demoras como veinte minutos en esto porque en toda la ropa que te pones te ves como alguien que no quieres ser y no sabes por qué. Al final terminas poniéndote jeans oscuros que queman horrible bajo esta temperatura de 29C pero los usas porque cubre todas las celulitis que sin importar cuánta agua tomes, cuánto ejercicio hagas ni cuán saludable comas, siguen presentes y obviamente te acomplejas porque si tú te ves mal, los demás también lo harán. Eso es lo que piensas.
06:00am Te maquillas porque debes cubrir esos granitos que te salen por, y esa es la razón verdadera, estrés. No es por PMS, no es porque comes mantequilla, no. El estrés constante aunque acabas de terminar vacaciones.
06:15am Piensas en desayunar. Pones a calentar agua pero sientes que no vale la pena, así que desenchufas, tomas tus llaves y te vas.
07:00am Día de clases en la u. Eres casi siempre una de las primeras en llegar y te encanta eso. Llegan más personas y siempre te saludan. Obviamente eres recíproca con eso. El profesor entra y también te saluda, antes de que tú lo saludes. ¿Es que acaso le caes bien a todo el mundo?
Usualmente, te escogen delegada o encargada de la sección del curso y disfrutas tener ese puesto.
11:00 am Termina la clase. Es tu única clase del día, tus prácticas las comienzas la otra semana y no tienes nada más que hacer que irte. Ah, eso sí, antes un poco de plática con los compañeros no cae mal. Una risa por acá, un comentario y fin. Adiós chicos, debo irme.
En todo el camino a casa tratas de repensar (porque lo has hecho más de una ves) el por qué a pesar de tener muy buenas notas, muy buenas referencias, buenas relaciones, sigues sintiendo ese vacío o ese pequeño dolorcito en el pecho.
01:00pm Llegas, comes y llamas a tus padres para saber cómo están. Ahí viene la felicidad. Hablas toda contenta, cuentas una historia inexistente pero entretenida de tu día y dices que tienes mucho que hacer pero que te encanta decir que todo está bien y que esperar verlos pronto. Cuelgas.
04:00pm - 10:00pm Ves tv. Te aburres. Lees el periódico y te entretienes. Te fascinan la política, la economía, la producción. Te molestan las injusticias, la falta de inteligencia y la poca información. Anhelas ser una todista. Ante eso recuerdas a ese alguien que una vez comentó que sería muy aburrido salir contigo porque solo hablabas de política y economía. Tú le restaste importancia, solo te reíste y dijiste que era solo cuestión de gustos diferentes. Tú no mencionaste que desde ese día no volviste hablar de política y economía frente a gente de tu edad y solo lo hacías con "los de la chamba". Tú no mencionaste que llegando a casa te pusiste a llorar pensando que eras una vieja encerrada en una joven, que te enorgullecías de eso pero te daba rabia que tu círculo sea tan estúpido para pretender que esas cosas eran aburridas y sin importancia. Fue eso. Lloraste de rabia.

Hablando de eso, redactemos las veces que lloraste de rabia, solo por diversión.
La vez que difundieron un rumor de que te habías filtrado exámenes porque era imposible que sacaras tan alta nota en tan "difícil" examen. Alrededor de todos solo dijiste:" la verdad me tiene sin cuidado. Yo sé que no es cierto y lo que piensen de mí me da igual, ya dejemos que sigan hablando". La verdad no fue esa. Por Dios, ¡amabas ese curso!. Eras una chancona que por diversión resolvías ejercicios antes de irte a dormir y por diversión les explicabas a los demás eso. Luego que te enteraste de eso, llegaste a casa y te pusiste a llorar. Obviamente a puerta cerrada porque sino no tiene sentido. Lloraste de rabia. Rabia porque no imaginabas que existiera gente tan cruel y deshonesta. Lloraste porque sentías que todos te miraban y murmuraban. Lloraste tanto por una semana que llegabas a clase diciendo que te había dado alergia y es por eso que tenias toda la cara hinchada. ¿Acaso he mencionado que eras y eres una excelente mentirosa?

También está esa vez que tuviste por primera vez una mejor amiga presencial. (Porque tienes una amiga desde época del colegio que ves solo en vacaciones o en viajes y ella es creo que la única persona que sabe cómo estás)
Esa amiga se había convertido en tu hermana. La veías siempre, tenían clases juntas, salían juntas, comían juntas, todo juntas. Sin embargo, como en todas relaciones interpersonales, habían comportamientos que dañaban. A veces ella se comportaba de una u otra forma que hacían que tú te sintieras muy herida. Pero nunca le dijiste nada. Al fin y al cabo, ¿Por qué ser tan dramática?. Además del hecho que después de varios sucesos parecidos,uno ya no sabe medirse. Pero no te preocupes, te encargaste de arruinar esa amistad. Sí, tú la cagaste. Porque eso le pasa a la gente como tú que no sabes ni distingues cuando le haces daño a las personas que también dañan. Pero sé que pediste perdón, sé que era tu única amiga, sé que comenzaste andando sola desde el momento en que ella ya ni te dirigía la palabra. Sé que lloraste porque pensaste que eras una idiota y que no sabías cuidar tus amistades. Lo sé. Es más, ¿sigues atormentándote con eso, no?

¿Y qué fue de la vez que te robaron? ¿ La recuerdas? Le contaste a todos cómo fue que perseguiste al imbécil pero que te asustaste cuando sacó el cuchillo y preferiste que se llevara tus cosas. Pero solo contaste esa parte.¿ Dónde quedó el resto?¿dónde queda la rabia que te dio la inestabilidad social y la sociedad inescrupulosa?  ¿Dónde queda el hecho de que no pudiste salir de la casa sola por el siguiente mes y que preferiste decirle a tu papá, tremenda viejonaza sin licencia, que te jale porque "no quieres llegar tarde" y que te recoja cuando salga de chambear porque igual sales a esa hora TODOS LOS DÍAS? ¿ Dónde queda el hecho de que hasta ahora cuando pasas por el mismo lugar, porque es una ruta inevitable, tengas tanto miedo que se te acelera el corazón, comienzas a temblar y a sudar frío a pesar de que ya ha pasado más de dos años?

La gente como tú tiene miedo. La gente como tú llora en indeterminados momentos y no sabe por qué. La gente como tú tiene miedo de tener miedo.
Tiene miedo de pedir ayuda y la vean como "otro caso más "
La gente como tú tal vez ya pidió ayuda diciendo: "creo que tengo un desequilibrio emocional" y recibió un "es solo el estrés, tranquila "
La gente como tú es persuasiva, inteligente y emprendedora porque tienen mucha inteligencia emocional. Sin embargo, la gente como tú es tonta amándose a sí mismo. Es tonta reconociendo que necesita hablar. Es tonta pensando que los demás no la toman en cuenta y que nunca encontrarán esa paz emocional.

Tonta.