miércoles, 30 de marzo de 2016

Tengo miedo

"El retener tus problemas hace que te enfermes más "

Supongo que es cierto. Pero, ¿qué pasa cuándo no sabes cuál es el problema?
Tienes todo a tu alrededor. Tienes familia que te ama. Pero no es suficiente.
Proyectas ser una persona con una vida ideal que siempre tiene todo balanceado y ordenado. Proyectas ser feliz hablando y riéndote con personas que te dicen amiga cuando te ven un par de horas al día pero ni siquiera saben dónde vives.
Esa es la verdad aparente. ¿ cuál es nuestra verdad entumecida?
Tener retractores vitalicios es algo con lo que todos lidiamos pero no muchos notamos. Pensamos que los enemigos son aquellos que nos retienen y que su accionar escapa de nuestras manos. Sin embargo, no tomamos en cuenta si es que somos nosotros mismos nuestros propios retractores.
Eso es por un lado.
Por otro, el fingir ser feliz y el tener todo balanceado son vitales para huir de la compadecencia. ¿O es que acaso alguien te ha preguntado si es que te sientes bien? ¿No? Claro, eso es cierto. Ven tu mundo tan perfecto que no imaginan si es real.
Existen situaciones que para ti no tienen explicación y a veces tratas de hallarla pero no puedes.
Son demasiadas ideas sueltas pero veamos cómo estás actúan tan solo en un día normal.
05:00am Suena la alarma pero tú ya estás despierta. Esperas que pasen 15 minutos para ir a bañarte pero el ruido de tu cabeza hace que este tiempo sea interminable, así que prendes la tv para agobiarte con las noticias, a las que prestas atención porque qué mejor que otro punto de enfoque.
05:30am Ducha, te cambias y te demoras como veinte minutos en esto porque en toda la ropa que te pones te ves como alguien que no quieres ser y no sabes por qué. Al final terminas poniéndote jeans oscuros que queman horrible bajo esta temperatura de 29C pero los usas porque cubre todas las celulitis que sin importar cuánta agua tomes, cuánto ejercicio hagas ni cuán saludable comas, siguen presentes y obviamente te acomplejas porque si tú te ves mal, los demás también lo harán. Eso es lo que piensas.
06:00am Te maquillas porque debes cubrir esos granitos que te salen por, y esa es la razón verdadera, estrés. No es por PMS, no es porque comes mantequilla, no. El estrés constante aunque acabas de terminar vacaciones.
06:15am Piensas en desayunar. Pones a calentar agua pero sientes que no vale la pena, así que desenchufas, tomas tus llaves y te vas.
07:00am Día de clases en la u. Eres casi siempre una de las primeras en llegar y te encanta eso. Llegan más personas y siempre te saludan. Obviamente eres recíproca con eso. El profesor entra y también te saluda, antes de que tú lo saludes. ¿Es que acaso le caes bien a todo el mundo?
Usualmente, te escogen delegada o encargada de la sección del curso y disfrutas tener ese puesto.
11:00 am Termina la clase. Es tu única clase del día, tus prácticas las comienzas la otra semana y no tienes nada más que hacer que irte. Ah, eso sí, antes un poco de plática con los compañeros no cae mal. Una risa por acá, un comentario y fin. Adiós chicos, debo irme.
En todo el camino a casa tratas de repensar (porque lo has hecho más de una ves) el por qué a pesar de tener muy buenas notas, muy buenas referencias, buenas relaciones, sigues sintiendo ese vacío o ese pequeño dolorcito en el pecho.
01:00pm Llegas, comes y llamas a tus padres para saber cómo están. Ahí viene la felicidad. Hablas toda contenta, cuentas una historia inexistente pero entretenida de tu día y dices que tienes mucho que hacer pero que te encanta decir que todo está bien y que esperar verlos pronto. Cuelgas.
04:00pm - 10:00pm Ves tv. Te aburres. Lees el periódico y te entretienes. Te fascinan la política, la economía, la producción. Te molestan las injusticias, la falta de inteligencia y la poca información. Anhelas ser una todista. Ante eso recuerdas a ese alguien que una vez comentó que sería muy aburrido salir contigo porque solo hablabas de política y economía. Tú le restaste importancia, solo te reíste y dijiste que era solo cuestión de gustos diferentes. Tú no mencionaste que desde ese día no volviste hablar de política y economía frente a gente de tu edad y solo lo hacías con "los de la chamba". Tú no mencionaste que llegando a casa te pusiste a llorar pensando que eras una vieja encerrada en una joven, que te enorgullecías de eso pero te daba rabia que tu círculo sea tan estúpido para pretender que esas cosas eran aburridas y sin importancia. Fue eso. Lloraste de rabia.

Hablando de eso, redactemos las veces que lloraste de rabia, solo por diversión.
La vez que difundieron un rumor de que te habías filtrado exámenes porque era imposible que sacaras tan alta nota en tan "difícil" examen. Alrededor de todos solo dijiste:" la verdad me tiene sin cuidado. Yo sé que no es cierto y lo que piensen de mí me da igual, ya dejemos que sigan hablando". La verdad no fue esa. Por Dios, ¡amabas ese curso!. Eras una chancona que por diversión resolvías ejercicios antes de irte a dormir y por diversión les explicabas a los demás eso. Luego que te enteraste de eso, llegaste a casa y te pusiste a llorar. Obviamente a puerta cerrada porque sino no tiene sentido. Lloraste de rabia. Rabia porque no imaginabas que existiera gente tan cruel y deshonesta. Lloraste porque sentías que todos te miraban y murmuraban. Lloraste tanto por una semana que llegabas a clase diciendo que te había dado alergia y es por eso que tenias toda la cara hinchada. ¿Acaso he mencionado que eras y eres una excelente mentirosa?

También está esa vez que tuviste por primera vez una mejor amiga presencial. (Porque tienes una amiga desde época del colegio que ves solo en vacaciones o en viajes y ella es creo que la única persona que sabe cómo estás)
Esa amiga se había convertido en tu hermana. La veías siempre, tenían clases juntas, salían juntas, comían juntas, todo juntas. Sin embargo, como en todas relaciones interpersonales, habían comportamientos que dañaban. A veces ella se comportaba de una u otra forma que hacían que tú te sintieras muy herida. Pero nunca le dijiste nada. Al fin y al cabo, ¿Por qué ser tan dramática?. Además del hecho que después de varios sucesos parecidos,uno ya no sabe medirse. Pero no te preocupes, te encargaste de arruinar esa amistad. Sí, tú la cagaste. Porque eso le pasa a la gente como tú que no sabes ni distingues cuando le haces daño a las personas que también dañan. Pero sé que pediste perdón, sé que era tu única amiga, sé que comenzaste andando sola desde el momento en que ella ya ni te dirigía la palabra. Sé que lloraste porque pensaste que eras una idiota y que no sabías cuidar tus amistades. Lo sé. Es más, ¿sigues atormentándote con eso, no?

¿Y qué fue de la vez que te robaron? ¿ La recuerdas? Le contaste a todos cómo fue que perseguiste al imbécil pero que te asustaste cuando sacó el cuchillo y preferiste que se llevara tus cosas. Pero solo contaste esa parte.¿ Dónde quedó el resto?¿dónde queda la rabia que te dio la inestabilidad social y la sociedad inescrupulosa?  ¿Dónde queda el hecho de que no pudiste salir de la casa sola por el siguiente mes y que preferiste decirle a tu papá, tremenda viejonaza sin licencia, que te jale porque "no quieres llegar tarde" y que te recoja cuando salga de chambear porque igual sales a esa hora TODOS LOS DÍAS? ¿ Dónde queda el hecho de que hasta ahora cuando pasas por el mismo lugar, porque es una ruta inevitable, tengas tanto miedo que se te acelera el corazón, comienzas a temblar y a sudar frío a pesar de que ya ha pasado más de dos años?

La gente como tú tiene miedo. La gente como tú llora en indeterminados momentos y no sabe por qué. La gente como tú tiene miedo de tener miedo.
Tiene miedo de pedir ayuda y la vean como "otro caso más "
La gente como tú tal vez ya pidió ayuda diciendo: "creo que tengo un desequilibrio emocional" y recibió un "es solo el estrés, tranquila "
La gente como tú es persuasiva, inteligente y emprendedora porque tienen mucha inteligencia emocional. Sin embargo, la gente como tú es tonta amándose a sí mismo. Es tonta reconociendo que necesita hablar. Es tonta pensando que los demás no la toman en cuenta y que nunca encontrarán esa paz emocional.

Tonta.

lunes, 8 de febrero de 2016

No seas tan cruel, chibolo. No busques más pretextos

Soy Catalina, tengo 17 años.
Nunca me ha gustado la política porque qué aburrido estar leyendo todos los días el periódico.
Prefiero ver Breaking Bad en Netflix que ver a un grupito de personas disputándose por más dinero todos los días.
Obvio no soy ajena a lo que pasa. De vez en cuando despierto con el noticiero, porque siempre es bueno, ¿no?.
Este es el primer año que votaré para presidente.
Ahora, ¿Por dónde empiezo?
Tal vez pueda encontrar algo en Internet si navego un rato.

Veo que en Facebook hay un candidato que tiene posta. Entremos a su fan page. 456 454 likes. Wow, tiene muchos seguidores, debe ser bueno. A ver, este videíto. Sí, parece diferente, me gusta, algo nuevo. Bueno, yo que sé de novedades pero algo así me dijeron Laura y Enrique la otra vez que los vi, ¿no? Me dijeron que había ido a su universidad y les había hablado con tanta convicción, que creen que él es el elegido. Será cuestión de tenerlo en cuenta.
Ahora, veamos a los de siempre.
¿Este señor de nuevo? Si ya fue 2 veces, ya para qué. Plata no más quiere. Qué cara de palo. Luego del papelón de su mujer y su outofbussiness hijo… qué palta. Aunque ahora no es solo él, sino viene aliado, ¿será para mejor? ¿ o es solo ambición?
Hablando de ambiciosos, este cholito sigue también…Recuerdo que la señora de la tienda, Doña María, dijo que es un buen hombre, que vino de abajo, que es autóctono (aunque sus preferencias no mucho), que nuestro país debe ser gobernado por alguien que piense como nosotros, y como la voluntad del pueblo es la voluntad de Dios, muchos somos los del pueblo y para nosotros solo hay un Dios.
Sin embargo, no estoy muy convencida aún. Sé que la mayoría no lo quiere. ¿y ahora qué?. Veamos las encuestas. En primer lugar, la hija digna e incorruptible del que algún día fue 3 veces presidente. Esa que estudio, comió y se cambió los calzones a costa del dinero del “pueblo”. Sí, el gentío al que se refería doña María. Gentío al que pertenecía su tía a la que la esterilizaron sin piedad y vehemencia aprovechándose de su ignorancia. Hoy en día sigue reclamando ese hecho, claro que no su tía, ella ya está muerta porque no soportó las hemorragias que le ocasionaron la ligadura. Claro que nunca se hizo justicia, quién se iba a preocupar por una campesina. Total, para esta candidata eso solo fue un "error"
Basta ya. Ya me aburrí de estar sacando información. Veamos un poco de tele.
No, definitivamente mi investigación no acaba ahora. Qué clase de ‘spot publicitario’ acabo de ver. ¿Es que acaso ese chatito se acaba de comparar con el mismísimo Luther King? Ah sí, porque “pobrecito”, se copió mal, le faltó citar. Porque, según él, ¿quién no se equivoca? Por favor, que lance la primera piedra quien nunca ha plagiado. El solo cometió un error…en una tesis….de maestría. 
Y ahora este viejito, tan lindo es. Es que está de moda salir en los programas cómicos cuando candidateas, ¿no?
Lo único que recuerdo de él es que le hicieron problema con lo de su doble ciudadanía. Pero nunca lo entendí, ¿qué tiene de malo? Es que el peruano quiere al autóctono, pues. Ese gringuito solo quiere quitarnos nuestra plata, dicen.

Yo la verdad estoy confundida, creo que sé un montón a mis cortos 17 años. Bueno, tal vez lo básico. Supongo que no tomaré aún una decisión. Quizá uno de ellos manipule mi pensar adornando mi mente y a la de la gente como yo con palabras icónicas y frases motivacionales que calquen en nosotros como etiquetas que nos tapen la visión. 
Porque todos ellos saben que dándonos lo que queremos nos conquistarán. Saben que si nos hacen creer poderosos, ellos también triunfarán.
Porque la verdad es que somos mayoría y siendo tanta gente nos dejamos guiar por lo que queremos y eso está bien.
Luchar porque el próximo mandatario pueda realizar un plan de gobierno que beneficie a mi, estudiante, joven, chibolo (a) que recién sale del colegio y espera de una u otra forma salir adelante, está bien.
Pero no se olviden que el país no solo lo conforman ustedes, chibolos. No se olviden que en este mismo territorio habitan sus padres, sus tíos, sus abuelos. Gente que tiene memoria, gente que sale todos los días a chambear. Gente que se informa, aunque no le guste, porque el ignorante es manipulable y nadie quiere serlo.
Porque hay miles de peruanos que ya pasaron los años de universidad, se sacaron la mugre para que al final no encuentren trabajo porque simplemente el puesto que siempre desearon está ocupado por el hermanito menor - que nunca estudió- del Ministro, y  deben conformarse con un trabajo que no equivale ni al 10% de lo que invirtieron en su educación,y no solo hablo de dinero.
Y se conforman porque deben sobrevivir.

Es por eso que no solo debes pensar en ti, piensa en los que te rodean.

Infórmate, chibolo.


lunes, 11 de mayo de 2015

De amor y otras vicisitudes

Tengo una amiga enamorada.
Ella ríe y llora 17 veces al día. Caen lágrimas en su Maruchan y eso la hace feliz. Ríe al pensar que tal vez su carro pudo atropellar a alguien por el nivel de velocidad al que iba.
Tengo una amiga enamorada.
Ella se levanta temprano y hace pancakes. No muy buenos a decir verdad. Saben ricos cuando voy por la tarde y fueron hechos en la mañana. Mañana en la que despertó con la felicidad a flor de piel.
Tengo una amiga enamorada.
Sí, jaló varias veces. Sí, tuvo que tomar fotos en pleno examen y pasármelos para que la ayudara. Sí, hizo trabajos una noche anterior y sí, varios quisieron sacarla del grupo.
Tengo una amiga enamorada.
Usualmente anda con una cara de mierda. Muchos solían no hablarle por lo pesada que puede ser cuando te dirigías a ella o cuán pretenciosa y altanera aparentaba ser. Ahora sonríe a todo el mundo. Ahora todos saben un poco de su historia.
Tengo una amiga enamorada.
Sufre porque se siente utilizada. Sufre por no sentirse querida. Sufre porque quiere más.
Tengo una amiga triste.
Sufre por ser maltratada. Sufre porque se siente culpable. Sufre por la indiferencia.
Tengo una amiga colérica.
No sabe qué hace mal. No sabe por qué, de un segundo a otro, la luz dejó de iluminar la sala. No sabe por qué fuma y llora sin parar.
Tengo una amiga insoportable.
Siente. El amor ilumina su apariencia. No es necesario conocerla. La felicidad colecta la juventud vespertina del enamoramiento.
Tengo una amiga autocrítica.
"Tal vez fui yo" - dice -" tal vez tuve la culpa de todo"
Tengo un ser humano.
Porque el amor no es perfecto.
Porque si es perfecto no sirve.
Porque si fuera perfecto qué flojera.
Porque no hay brisa de invierno en primavera.
Porque no hay satisfacción sin esfuerzo.
Porque no hay esfuerzo sin pena.

Tengo una amiga enamorada.

Porque el amor no alimenta, consume.



domingo, 15 de marzo de 2015

Ratero y yo. La realidad después del robo o pérdida.

Fueron 6 veces. Un Nokia (ese de las buenas épocas), un Sony, un Iphone, otro Iphone y, por último, un Motorola. Algunos perdidos y otros robados. Soy una clase de persona realmente cuidadosa pero que, lamentablemente, en los momentos en los que decido ser desprevenida sucede siempre lo peor.
¿Y a ustedes qué les interesa eso? Pues bien, la verdad es que nada. Mis celulares perdidos no tienen ninguna relevancia en su vida. Sin embargo, he pasado tantas veces por esto que lo único que me interesa es a) cómo recuperaré mi teléfono, b)qué pasará con la información que tengo en él, c)"tengo que bloquear ahora mismo mi teléfono"y d) cómo sé si no lo han vendido o aún puedo recuperarlo. Creo que todos tenemos las mismas dudas y es hora de resolverlo.

CUANDO ME ROBAN

Caminos del Inca un viernes alrededor de las 7pm.

Era un día de Agosto del año pasado. Estaba camino a mi casa cuando decidí desviarme para ir por unas hamburguesas. Cuadré el carro en el mall de Chacarilla y fui al fast food del centro comercial. Recibí mi pedido, salí del establecimiento cuando sonó mi teléfono. Era mi padre que me decía que estaba a cinco cuadras y que le diera el alcance. Como estaba cerca decidí ir caminando ya que igual íbamos a regresar y encontrar estacionamiento ya se me había hecho un toque difícil. Entonces comencé a caminar y cuando estaba a media cuadra decidí llamarlo para preguntarle donde estaba. Para esto, yo me encontraba al lado de un carro que vendía comida, esos tan populares hoy en día. Pues bien, saqué el teléfono y comencé a llamarlo. No contestó así que colgué y mantuve el celular en mis manos. De repente, alguien me quita el teléfono desde atrás y yo, pensando que era mi padre, volteo con una risa sarcástica. Esa persona me mira y voltea a correr sin embargo se tropezó levemente pero siguió corriendo. Yo no sabía qué hacer y solo atiné a perseguirlo. De lejos, vi a mi padre y le levanté la mano para que me ayudase, pero no entendió lo que le estaba indicando. Cuando me acerqué al ratero, lo agarré del brazo y de inmediato el sacó un cuchillo con su otra mano de su bolsillo. Me quedé inmóvil y él se fue.
Error número 1: NO DENUNCIÉ
¿Por qué no lo hice?
- " Para qué si ni siquiera sé quién es"
- "Tuve testigos pero no se dignaron en ayudarme"
- "No hubo algún policía cerca"
- "¿Y si uno de sus cómplices me vio y toma acciones en mi contra o me sigue y se entera dónde vivo?"
Acciones después del robo
- Bloquear la línea de inmediato: Llamé a mi operador e hice la anulación de línea por robo.


Esto es usualmente lo que solemos hacer y luego simplemente sacamos otro chip, compramos otro equipo y todo sigue como si no hubiera pasado algo.

CUANDO SE PIERDE

Enero 2015, Tumbes.

Alistaba todo para ir a Máncora que estaba a media hora de la casa de la amiga en la que me estaba quedando. Recuerdo que puse el teléfono en el bolsillo del short ya que estaba esperando una llamada y si lo ponía en el bolso no iba a darme cuenta. Subimos al carro y fuimos a recoger a una prima. Cuando llegamos, el carro de mi amiga se quedó sin gasolina y para no perder el tiempo yendo a un grifo, no había uno cerca, decidimos coger un taxi e ir a nuestro destino. Todo andaba bien, pasamos en Máncora todo el día hasta que decidimos regresar a eso de las 8:00 pm. En todo el día no necesité usar el teléfono por lo que no me percaté de la ubicación de este.
Cuando llegamos a casa, decidí ir a la habitación a buscar mi teléfono porque quería usarlo. No lo encontré y me desesperé un poco. Llamé a mi prima a preguntarle si lo había dejado en su casa o si estaba en el carro pero simplemente fue en vano ya que no encontró nada. Lo que me mantenía con esperanzas era el hecho que aún timbraba el teléfono cada vez que yo llamaba. Eso me indicaba que nadie más lo tenía o se había caído en algún lugar hondo. En una de esas timbradas, alguien habló - estaba aliviada, para eso ya tenía la teoría que se me había caído en el taxi y esperaba que algún noble pasajero lo haya encontrado -, eran las 11 de la noche cuando el receptor me contestó. Era una chica, por la voz le calculo unos 18, que me dijo:"Sí, lo encontré en el taxi. ¿Sabes?, fui una pasajera pero no te puedo lo devolver porque voy a viajar". Para mi esa fue la mentira más estúpida que había escuchado por lo que le insistí que me dijera dónde se encontraba que yo iba a recoger el teléfono sin importar el lugar. Ella seguía con las excusas. Finalmente le dije:" Está bien, no me lo quieres devolver. Te pago lo que quieras, el celular no vale mucho y más te va a servir el dinero". El teléfono era un Moto X, sea cual fuese el valor monetario de este no me importaba, lo único que me interesaba era la información porque ahí había guardado unos documentos de una chamba que estaba realizando. Sin embargo, la muchacha se puso nerviosa o no supo qué hacer que decidió colgarme y a las siguientes llamadas que realicé, ignorarlas por completo. Yo no tenía otra forma de localizar mi teléfono ya que había apagado el GPS y mi paquete de datos antes de salir de casa ese día.

Acciones después de la perdida:
- Bloquear la línea de inmediato: Llamé a mi operador e hice la anulación de línea por pérdida.


Estas situaciones son muy comunes, ¿no?

Sin embargo, algo me pasó en estos días que quiero compartir con ustedes.

Estaba en el teléfono que tengo ahora (Un LG) hablando por Whatsapp cuando el contacto con el que estaba conversando cambió. Ahora no me aparecía su nombre, tan solo veía su número. Según lo que sé, eso sucede cuando aún no agregas al contacto o cuando lo has eliminado. Obviamente, yo no había hecho ninguna de esas cosas. Vi mis demás conversaciones y sucedía igualmente lo mismo. Entonces, me dirigí a la sección de " Contactos" de esta aplicación para actualizarla y me aparecían tan solo 5 contactos que ni siquiera conocía. Entonces, entré desde la tablet a mi cuenta de Google y vi los detalles de mis dispositivos vinculados con la cuenta. De esta forma fue que me di cuenta que ambos celulares, el perdido y el robado habían tenido una última conexión ese mismo día. Además, desde Play Store pude ver el lugar desde el cual se conectaron y hasta pude checkarlo desde Google Street.

Me moría de ganas por hacer algo, pero simplemente no sabía qué hacer.
¿Qué pasaba si iba al lugar que me indicaba el GPS e incriminaba a la persona por la posesión de mi teléfono?
¿Que pasaba si esa persona le había vendido el teléfono un tercero?
¿Esa persona podía devolverme el teléfono?
¿Yo podría denunciarla por posesión de mi teléfono aún así ella no hubiera sido la persona que me lo robó o se lo encontró?

Lo consulté con un amigo que es abogado.
"No, no puedes hacer eso", me dijo.

Según él, si yo iba a la policía a sentar mi denuncia y comenzaba a decirle que fue hace dos meses, ellos no podían hacer nada. Si decía que encontré la ubicación y me acompañaban a reclamar mi teléfono, la persona poseedora del móvil no estaba obligada a devolver el teléfono ni a recibir alguna pena. En si, iba a perder el tiempo buscando qué hacer porque no hice una denuncia a tiempo y que lo mas conveniente era bloquear mi equipo.
Eh, paremos. Yo ya había anulado mi línea y se supone que a la par también bloquean el teléfono.
"No, no es así"- ya me estaba hartando que no me de ningún brote de esperanza-"Usualmente las compañias de teléfono hacen eso pero suele pasar que no bloquean con el código IMEI y el celular aún puede ser usado, incluso con tu cuenta de Google".
Me harté.
Llamé a mi operador y le expliqué mi situación. Me dijo que me acercara a la oficinas a brindar mi código IMEI para que los dispositivos sean bloqueados ergo, no utilicen mi cuenta de Google.
Definitivamente, este es un tema muy grande. Me preguntaba seguido qué podría hacer además de redimirme a dejarle el celular que una vez fue mío a una persona totalmente desconocida que tal vez lo consiguió por lo bajo solo por pagar unos cuantos soles menos o tal vez es el mismo ratero, porque el hecho de habérselo encontrado, tener las formas de cómo devolverlo y no haberlo hecho lo convierte en eso, que aun mantiene el teléfono.
¿Qué puede hacer el gobierno? ¿Es realmente culpa de ellos? ¿Como sociedad, podemos hacer algo?
Por lo pronto, bloquear nuestros teléfonos y tener siempre nuestro código IMEI a la mano (se encuentra debajo de la batería o marcando el *#06# desde tu teléfono). Creo que el cambio parte de las mismas personas y la honradez que muestren. Ciertamente, no se le puede obligar a alguien a ser algo pero se le puede inculcar. "Si queremos cambios comencemos por nosotros mismos". Frase cliché, cierto. Pero es la sintésis de una lista de soluciones a miles de problemas de este siglo.

LaNataTana